Come Alimentos Alcalinos y Mejorarás tu Salud Totalmente

alimentos alcalinos

Los alimentos alcalinos no son una dieta de moda, son una realidad, y esta web no es otra aburrida web sobre dietas. Aquí te ayudamos a que conozcas cómo te afecta lo que comes para que abras tu mente a una dieta saludable, vital para proteger tu salud. ¡Enfrentarte a la vida estando sano!

Pero antes de nada me gustaría ser sincero…

Para ser más exactos, la dieta alcalina no es el remedio milagroso que te hará mantenerte joven eternamente o no coger un resfriado jamás. Los milagros en salud no existen, todo depende de ti y de tus hábitos.

Así que te animo a que conozcas los beneficios que puede aportarte mantener una dieta alcalina. Y no te asustes por semejante palabra, a continuación te explicamos lo que significa.

¿Qué significa alcalino?

La alcalinidad, junto con la acidez, es parte de una escala llamada pH (potencial de hidrógeno), que se utiliza para su medición en diversos medios, como el cuerpo humano.

Dicha escala está constituida generalmente por los números del 0 al 14, siendo del 0 al 7 una medida de ph ácido, y de 7 en adelante una medida de ph alcalino o básico.

Toda sustancia tiene una cantidad de pH natural de por sí.

Como referencia acerca de la acidez, podemos tener en cuenta que la acidez de una coca-cola oscila entre los 2 y los 2.5 de pH, el vinagre entre 2.5 y 2.9. Los productos más comunes en nuestra dieta diaria, como el café, contienen una acidez de 5. El agua debe tener un pH neutro de 7 para poder ser consumida.

Escala del pH

El pH del cuerpo humano

Los niveles de pH del cuerpo humano oscilan regularmente según las partes del cuerpo. Dicho esto, tenemos como valores de referencia el pH de la sangre que debe estar comprendido entre 7.35 y 7.45.

El ácido estomacal, siendo la parte más ácida del cuerpo, con 2 a 3 niveles de pH entre los valores de un adulto.

Los valores más consultados de pH son los de la orina, siendo ésta una de los indicadores de nutrición, hidratación y estado general del cuerpo más utilizados en la medicina.

Es común que la acidez en la orina oscile entre 4.6 y 8.0, sin embargo, si los resultados de exámenes de orina indican medidas anormales, pude deberse a varios tipos de enfermedades, como insuficiencias renales en el caso de pH alto, o cetoacidosis diabética en caso de un pH muy bajo.

Efectos del desequilibrio ácido o Acidosis.

Los desequilibrios en el pH sanguíneo pueden ser peligrosos, ya que una variación en el nivel de acidez de tan solo un poco menos de 7,35, puede afectar al organismo.

Un pH sanguíneo ácido vuelve nuestro cuerpo susceptible a cualquier tipo de enfermedad –principalmente de enfermedades renales –, de ahí parte el principio de que las enfermedades “son ácidas”.

Por otro lado, los desequilibrios hacia el lado alcalino – que superen el rango de 7.45 – son también peligrosos, ya que pueden conllevar a infecciones urinarias como la candidiasis.

La Acidosis ocurre cuando nos alimentamos de alimentos productores de ácidos como todos los procesados como la harina, azúcar blanco y bebidas azucaradas del tipo de las colas, alcohólicas y café.

Otra de las causas del desequilibrio ácido es que tomamos demasiados medicamentos generadores de ácido, y para evitar no engordar por el azúcar usamos edulcorantes químicos artificiales como NutraSweet, Spoonful, Sweet ‘N Low, Equal o aspartamo, que son graves tóxicos y forman partículas extremadamente ácidas.

El Ph de los alimentos

El Ph de los alimentos varía según la procedencia de los mismos, siendo los proteicos de origen animal los que posean un mayor nivel de acidez (carnes rojas, pescados, huevos, etc.) y los de procedencia vegetal los que sean más basificantes o alcalinos (brócoli, apio, zanahoria, berenjena, etc.).

Algunos alimentos lácteos, cuando son consumidos solos, son buenos alimentos basificantes (alcalinos), como la leche de cabra.

Llegados a este punto seguro que os haréis la siguiente pregunta:

¿ Qué es una dieta alcalina?

A pesar de que su nombre pueda ser malentendido como una dieta basada únicamente en la consunción de alimentos alcalinos, este tipo de dietas se basa realmente en un modo de alimentación balanceado entre alimentos ácidos y alcalinos, para lograr mantener en un estado neutro el pH humano.

Es importante que se mantenga un balance en este tipo de dietas, para no crear desequilibrios importantes en el cuerpo, por lo tanto, se deben consumir las cantidades adecuadas de proteínas animales, frutas y vegetales, conociendo de antemano cuáles de estos alimentos contienen un valor más favorable de pH.

El resultado es una dieta que da una alta importancia a: los nutrientes y minerales obtenidos de vegetales, la cantidad de carnes consumidas y las formas de cocción adecuadas para mantener un pH saludable.

  • Para Mantener Nuestra Salud, la dieta debe estar basada en 60% de alimentos alcalinos y un 40%  de alimentos ácidos.
  • En cambio si necesitamos Restaurar Nuestra Salud, la dieta debe ser potencialmente alcalina y para ellos se debe consumir un 80% los alimentos alcalinos y el 20% de alimentos ácidos. 

Más adelante proporcionaremos una lista de los alimentos con mejor alcalinidad y más convenientes para llevar una dieta alcalina.

Beneficios de una dieta alcalina

Debido al alto consumo de macronutrientes provenientes de fuentes naturales, este tipo de dietas aporta una gran cantidad de beneficios con respecto al funcionamiento del cuerpo, siendo incluso muy recomendadas para deportistas, personas que deban sobrellevar un régimen estricto de alimentación y personas mayores.

La disminución y correcta consunción de alimentos animales (carnes rojas, huevos, cerdo, etc.), y el aumento controlado de los alimentos lácteos puros, como la leche de cabra, preparan el cuerpo para mejorar su utilización del calcio, otorgando así un mejor funcionamiento renal y disminuyendo el riesgo de piedras en los riñones.

También los cambios en la ingesta de minerales y nutrientes naturales están asociados a una mejor calidad de vida, aumentando la energía diaria e incluso la recuperación muscular bajo regímenes de ejercicios moderados.

¿Tiene desventajas de la dieta alcalinizante?

Quizá la principal problema de la dieta alcalina es que se elimina el consumo de ácido ascórbico, es decir, la Vitamina C. Se elimina por tanto uno de los mejores antioxidantes con funciones tan importantes como:
  • Evitar el envejecimiento celular.
  • Eliminar los radicales libres, los cuales sí están relacionados con la aparición de cáncer y de otros trastornos como la artritis.
  • Ayuda a reparar heridas.
  • Favorece la absorción del hierro.
  • Evita la aparición de enfermedades como el escorbuto.

Cómo saber si eres alcalino o ácido

Para saber si tu cuerpo está en constante estado ácido a alcalino debes conocer los síntomas que producen:

Algunos síntomas de la alcalinidad

  • Exaltación del Sistema Nervioso Central (SNC).
  • Sensación de gran euforia.
  • Espasmos musculares.
  • Nerviosismo.
  • Disminución de la concentración.

Algunos síntomas de la acidosis

  • Depresión del SNC.
  • Tensión muscular.
  • Lentitud de pensamientos.
  • Pérdida de electrolitos como calcio (Ca), magnesio (Mg) y potasio (K).
  • Naúseas y vómitos.
  • Malestar estomacal.

Pirámide_de_Alimentos_Alcalinos

Aquí una lista de alimentos y productos alcalinizantes

Como se aprecia en la tabla de dieta alcalina anterior, se limita en gran medida la ingesta de alimentos proteicos de origen animal. A pesar de esto, las fuentes conocidas más saludables de proteína animal, como lo son las claras de huevo, los pescados no grasos, las carnes rojas más magras y las pechugas de pollo y pavo sin grasa, deben ser una parte importante de nuestra dieta. Sin una fuente de proteína, no sería saludable mantener una dieta de este tipo.

Es importante conocer cuales son los alimentos alcalinos que contienen proteína vegetal, como el amaranto, trigo sarraceno, arroz integral, kamut, mijo, quínoa, lentejas, alubias, garbanzos, fríjol chino, judías blancas pequeñas, judías pintas, judías rojas, etc., que son las más recomendadas para formar parte de la dieta alcalina y sirven como alternativa proteica para vegetarianos. De esta forma podrás confeccionar tu propia tabla de alimentos ácidos y alcalinos.

Verduras más alcalinizantes

brocoli en la dieta alcalina

  • Brócoli: ¿Recuerdan cuando tus padres te obligaban a comerlo? El brócoli, además de usarse en cuadros abstractos, es uno de esos vegetales versátiles y gustosos que aportan el lado verde a nuestros alimentos. Además de esto; ¡posee un beneficioso pH de 8! Queda muy bien horneado y al vapor, y puede acompañar de esta forma cualquier ensalada. Muy bueno para añadir verde a los encurtidos.
  • Zanahoria: Este dulce y colorido ingrediente, tan versátil como siempre, puede formar parte de todo tipo de preparaciones; dulces y saladas. Tiene un pH de entre 5.5 y 7.0. Famoso en las cocinas asiáticas mayormente por su sabor dulce. Es genial para la preparación de comida salada también. Quedan muy bien salteadas con aceite de oliva y algo de sal y especias. Las zanahorias más maduras y dulces son geniales para preparar pasteles, galletas y cupcakes.
  • Coliflor: Formando parte de muchas preparaciones frescas y saciantes, llega el Coliflor. Tiene un pH de 5.6. Queda genial al horno y también salteado. Las cremas de coliflor también son muy buenas y saciadoras.
  • Apio: Muy bueno en jugos verdes y como snack; infaltable en una buena sopa. Tiene un pH de entre 5.7 y 6. Cortado en trozos, el tallo sirve para snacks rápidos, junto con cualquier añadidura dulce o salada.
  • Judías Verdes: Muy buen alimento, sabroso y de buen valor proteico. Tiene un pH que oscila entre 6 y 8, con el valor más alto cuando cultivado en suelos arenosos. Guisadas y en ensaladas, al igual que al vapor y salteadas, se convierten en uno de los mejores ingredientes para acompañar tus comidas.
  • Pepino: ¡Bueno en bebidas frías, en ensaladas frescas y hasta solo! El pepino posee un nivel de pH de 5. Con la limonada queda muy bien, ya que aumenta la frescura de esta. También añadirlo a ensaladas con aderezos cítricos potencia su sabor de manera increíble.
  • Berenjena: Sabroso y colorido vegetal, muy versátil, ya que se puede preparar asado, en pasta, horneado, guisado y se puede añadir como el acompañante ideal de cualquier preparación. Tiene un pH de 6.
  • Ajo: Este famoso ingrediente en la cocina internacional, añade muy buen sabor a nuestras preparaciones, además de ser saludable y bueno para el corazón. Tiene un favorable pH de 7.

Cómo consumir alimentos alcalinos

Para comenzar a consumir los alimentos de la dieta alcalina, debe hacerse una transición lenta para preparar al organismo mejor a procesar la alcalinidad de los alimentos.

Esta transición se puede realizar de forma segura añadiendo vegetales y frutas con buen índice de pH, cambiando la forma e incidencia con la que se consumen productos de origen animal y cambiando lentamente las formas de cocción de las comidas, siendo las más saludables preferidas las que no usan  materias grasas añadidas. De ser muy abrupto el cambio, el organismo puede no adaptarse correctamente a la nueva forma de alimentación con alimentos alcalinos en la dieta.

fruta para dieta alcalina

Este tipo de régimen debe ser acompañado por una buena hidratación, que siempre es recomendada para proteger de enfermedades renales.

La forma en que se deben consumir los alimentos alcalinos dependerá también de cada persona, ya que no todos los organismos son iguales, y se adaptan de forma distinta a la consunción de ciertos alimentos.

Esta es la explicación de por qué algunas personas pueden ingerir desayunos relativamente fuertes, con fuentes proteicas variadas y vegetales, y muchas otras no pueden ingerirlos sino hasta horas después de despertar.

Es dicho que no todos los cuerpos despiertan a la misma hora; esto depende del metabolismo de cada quien, por eso es importante el asesoramiento de un nutricionista antes de incurrir en este tipo de dietas.

Las formas más recomendadas de cocinar alimentos alcalinos de procedencia vegetal dependen de su naturaleza. Por ejemplo, algunos vegetales como la coliflor, las zanahorias, las cebolletas, el calabacín y los espárragos son productos alcalinos que van muy bien salteados con poco aceite o aceite de coco.  Sin embargo, la alternativa  más saludable es hacerlos al vapor, ya que así se conservan mucho mejor sus nutrientes y minerales, además de que evitas utilizar aceites o materias grasas poco recomendables para la dieta.

horztalizas para una dieta alcalina

Unas de las mejores fuentes alcalinas vegetales son las algas, como lo son el Nori, el Kombu, el Wakami, etc. Estas son muy consumidas en Asia, sobretodo en Japón, ya que es parte incluso de su preparación más adoptada por los países occidentales; el Sushi. A pesar de ser muy recomendadas, debes tener dentro de tus habilidades culinarias el conocimiento para saber prepararlas o añadirlas a tus recetas de forma oportuna.

Otra alternativa recomendada, aunque en menos medida, es el horneado de los vegetales, ya que de esta forma se cuecen en sus propios jugos, lo que potencia muy bien el sabor de los mismos.

Las legumbres como la lenteja pueden ser guisadas y combinadas con otros de los elementos de la siguiente lista, como el arroz integral, con el que va muy bien. También es recomendable añadir muchos vegetales a cualquier preparación que se pueda hacer, incluso cuando se están preparando carnes, ave o pescados para potenciar su sabor y la cantidad de macronutrientes que pueda contener cada comida.

Otra forma sabrosa de variar nuestros alimentos mientras hacemos una dieta alcalinizante es preparar vegetales fermentados.

A pesar de que muchas de estas preparaciones fermentadas son de sabor ácido, la huella que dejan en el metabolismo después de su absorción es bastante alcalina. Además de esto, son también recomendados por ser alimentos probióticos que aumentan la flora intestinal y mejoran su funcionamiento.

La dieta alcalina NO evita el cáncer

“Todas las enfermedades son ácidas y donde hay oxígeno y alcalinidad no pueden existir enfermedades, incluido el cancer” – Afirmación del científico Dr. Otto Heinrich Warburg, Premio Nóbel en 1931.
Casi todos hemos escuchado la afirmación de que “la dieta alcalina evita el cáncer“ que derivan de la tesis doctoral de Warburg, donde quedó demostrado que el cáncer se desarrolla siempre en medios ácidos y debido a que los alimentos alcalinos evitan la acidosis, éstos evitan el cáncer.
Durante muchos años ésta afirmación no estuvo exenta de polémica y fue motivo de diversos estudios demostrando que no era del todo cierta  por varios motivos.

Se conocen muchos otros factores que tienen una relación directa con la aparición de cáncer en los humanos como malos hábitos nutricionales, estrés, herencia genética, zonas geográficas, etc.

Hay que combinar alimentos alcalinos y ácidos.

En conclusión, desde “alimentosalcalinos.info” se recomienda que no se siga una alimentación que elimine o limite en gran medida algún tipo de nutriente. Si están en la naturaleza es porque todos son necesarios para mantener un óptimo estado de nuestra salud.

Hay muchos puntos de una dieta alcalina que sí son muy recomendables para la salud y todos deberíamos integrar en nuestra alimentación:

  • Aumentar del consumo de vegetales, hortalizas y frutos alcalinos.
  • Reducir la ingesta de hidratos de carbono. 
Como siempre toda buena alimentación de deber ser acompañada siempre de la práctica diaria de actividad física moderada y un descanso óptimo
¡Acude a tu especialista para obtener el mejor consejo nutricional!